Mercadeando.


Como siempre empiezo con una monografía que me hace gran parte del trabajo. Si es que no hace falta ni trabajar mucho está todo en la red. Algún día la leeré entera. Antes de ello ya tengo mi idea preconcebida sobre el tema que habrá que ir puliendo conforme aprenda sobre ella y pienso hacerlo.

11973789-una-imagen-de-un-mercado-de-valores-los-sectores-grafico

Mercado, divina palabra para algunos a mí me suena perverso y su uso es excesivo e inadecuado y seguro que la validez del término no soportaría un estudio riguroso y se nos caía un mito eurótico de los tiempos que sufrimos. Esta palabra en sí merece atención y que corran ríos de tinta sobre por ejemplo cómo se puede crear mercados de exclavos, sexual, estupefacientes, de trapicheo para que nos entendamos junto a otros mercados que podemos calificar de intercambio (¿sano? lo de la sanidad vamos a dejarlo para otro momento pues dicen que una copa de vino con la comida es sana pero su abuso es destructor otro tema relativo y mal utilizado se me amontona el trabajo) dejémoslos en legales como el laboral, comercial, juego, etc.
Todo lo que el hombre toca y tiene o se puede traspasar es suceptible de mercadeo aunque su obtención sea ilícita o detestable desde un punto de vista ético.
Sin embargo más llamativo e importante que el mercado en sí son las reglas que los limitan que haberlas haylas y si no pues se debían crear. Un mercado sin reglas nace muerto para el que lo inició por la facilidad de la apropiación ilegítima o fuera de toda ética humana pues hay mucho listo desaprensivo por ahí pululando más que mercaderes vocacionales seguro. Otra línea de estudio puede ser cómo se regulan mercados ilegales que como dije existen también. Creo que se autoregulan pero de qué manera, esto para halloween porque da miedo de verdad.

Algo que siempre me ha fastidiado sobre el estudio de la ciencia mercadotécnica es que siempre se estudia desde el punto de vista del vendedor (Es generalmente puro marketing en busca de las técnicas que puedan dar más venta al mercader). Alguien debería estudiarlo desde un punto de vista social y cómo puede contribuir al progreso de nuestra sociedad para potenciar su labor benéfica asícomo cuando puede lesionar derechos de las personas ofreciendo opciones para limitar sus efectos colaterales que también tendrá.

He hecho un pequeño viaje al pasado y le he preguntado a un tal Aristóteles que según parece fue uno de los que contribuyeron a dar forma al orden que ahora padecemos y extraigo a continuación una parte de su “Política” en su capítulo III “De la adquisición de los bienes”.  Tras un estudio de los modos de existencia de la época nos habla de economía doméstica y cómo persigue en un principio satisfacer necesidades básicas limitadas y que pronto pasa a una adquisición de conveniencia  y que busca aumentar ilimitadamente las riquezas del adquirente. Habla del dinero su forma, uso y utilidad. Por último en lo que respecta a mi atención respecto al tema que nos ocupa nos muestra la paradoja de que un hombre pueda morir de hambre  por carecer de objetos de primera necesidad a pesar de tener grandes cantidades de dinero y riqueza. Poco han cambiado las cosas en más de 2000 años desgraciadamente pues seguimos sin dar respuesta a ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s