Libertad, con iva


A un avezado lector no se le habrá escapado que ya hice una entrada con nombre idéntico que trató del Iva e impuestos. El tema se merece una entrada propia y a ello me aplico.
Intentaré no hablar de impuestos solo de LIBERTAD. No prometo nada porque veo inviable en la sociedad que vivimos tratar el tema libertario sin confrontarlo a las cargas que lo coartan y constriñen. Las revoluciones son cosa del pasado y vistas desde su futuro parece que su contribución a un mundo más libre parecen haber sido muy limitadas, casi anecdóticas. Tampoco quería hablar de la lucha por ella. La tenemos y queremos saber qué hacer con ella. Cómo llegó hasta aquí es una larga historia, los historiadores nos la cuentan dentro de sus y nuestras posibilidades. No me puedo resistir, hablemos de la lucha de hoy que pasa por la desafección y el desarraigo del “No nos representan y me busco otra peña que lo intente”. ¿Cuanto puede durar esto? Lo que tarden en pegarmela los nuevos, los anteriores nos lo van a señalar desinteresadamente no se preocupen pueden aguantar en la oposición hasta la próxima toma de poder indignado, ellos también saben gestionarlo, no nos engañemos. Es su plan B por si falla el actual de asustar con el manido “Que vienen los Rojos Populistas.
Lo que sea antes que  sentarnos, negociar unos mínimos que puedan durar más de una legislatura con cambio de signo político y convivir, es mucho pedir. Mejor buscar un Mesías y sobre la marcha vemos cómo lo asesinamos.
Puede haber más libertad que la que tenemos y no pasa por tener más seguridad ni un pensamiento único.
Pasa por reconocer que el mundo ha cambiado y va a seguir haciéndolo sin preguntarnos y no nos queda otra que adaptarnos. Si se puede, también lo contrario. Me quedo con la primera opción elegida libremente y sin esperar que esta peña haga nada sobrehumano, con que no roben y consulten sus recetas con la mayoría me vale. Cada cual tome la suya y procure ser feliz en libertad.
La Libertad se nos presupone y se dispone de ella hasta que la dependencia o la muerte nos la robe, otra persona no puede salvo que emplee la fuerza y no se puede mantener esta eternamente.
La elección no tiene por qué ser para toda la vida y rara vez lo es. Las etiquetas te persiguen y te frenarán para el cambio. En ella está  la Gran Libertad que no van a poder erradicar por mucha mordaza que manejen. Si ven que se equivocan cambien. Nadie puede críticarles ni amenzarles con plagas bíblicas por muy ministro que se crea, y si ocurre el ridículo que va a hacer en tuiter sí que va a ser épico.
Acabo mencionando esta red social no por casualidad es curioso que una herramienta que ofrece un escritorio reducido y que te obliga a ser esquemático se considere icono de la libertad digital y sin embargo lo es. Ojalá siga siendolo por mucho tiempo, lo que dure así seguiremos trinando.
Me vuelvo para allá.
He vuelto un momento para rematar la faena. La Libertad como el corazón es un músculo sano pero necesita acción. Si la machacamos con ejercicios violentos se nos pondrá tersa, dura y resistirá más hasta que dejemos la práctica y se nos derrumbe lo conseguido. Mejor estirar, antes y después y nunca dejar de disfrutarla.
Adeu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s