Una terapia para manospal


– Hola me llamo Manolo, tengo 46 años y soy adicto al blog.
– Hola (me responden a coro)
– Ahora estoy mejor. Controlo bastante. Puedo pasar hasta un mes entero sin publicar. Los tuites y retuites no cuentan espero si no me tendrían que encerrar esposado a la cama y aún así me comunicaría dando golpecitos a la pata con el sistema Morsa ese para pasar el Mono este. El twitter es mi metadona, es descafeinada y te deja un poco a medias pero lo justo para no recaer, a mí me ha funcionado.
En ocasiones entro como en trance y me convierto en una fuerza de la naturaleza enredadera. Puedo bloguearlo todo publico aquella que dejé a medias y ataco otros dos o tres borradores que se defienden lo suyo no crean que esto es toser y bloguear pero cuando pasa gano. Esto ocurre generalmente cuando alguien me dice que le gusta mi blog. Como a alguien se le ocurra decirlo lo sigo y así no hay quien se desenganche oiga.
Nadie osa pasar la delgada linea roja y la velada terapéutica acaba bien. Dos contactos más en wassap, cuatro en twitter y todos al face. Voy a tener que volver a esnifar pegamento, era más sano y descansado.
Nos leemos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s