Vergüenza y Reticencia


Debe ser lo contrario de orgullo y prejuicio ya saben las virtudes de una clase retratadas magistralmente por Jean Austin. Todas son palabras y sensaciones negativas y de unas por exceso y otras por defecto debemos huir para no valorar lo que no necesitamos hacer sin argumentos que nunca son suficientes. Ni con todas las pruebas recopiladas por la policía encima de la mesa. Debe existir un punto medio al que agarrarnos este puede ser el derecho de presunción de inocencia. También lo tiene la chica que denunció la presunta violación. Los hechos ocurridos con menores por enmedio y testigos en un lugar público y lúdico para la multitud se merecen una investigación reposada y minuciosa. Un cierre apresurado sin delimitar suficientemente los hechos pueden derivar en un nuevo linchamiento mediático esta vez dirigido a la otra parte que no se debe dejar desatendida a pesar de que hipotéticamente se demostrara que actuó con mala fe en algún momento que en el momento que escribo esto está por verse. Están fuera de lugar las fiestas y parabienes para nadie. Es el momento de rebobinar y ver los detalles que en un principio suelen pasarse por alto y generalmente se hacen a petición de alguna de las partes. Esto no ha acabado, no debe tenerse por tal. Las valoraciones parciales y o desinteresadas ayudan poco al proceso y mi deseo desinteresado es que la justicia no se detenga y llegue a sus ultimas consecuencias tras lo cual me callo y quedo pendiente de lo que ocurra con este asunto, les cuento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s