Nuestra deriva tiránica y el individuo invisible


Tiene guasa que la ley que debería ser lo que nos diera seguridad nos provoque el efecto contrario y gracia no tiene ninguna pero debemos mantener el sentido del humor cuando todo se confabula en su contra. Todo esto no es más que la consecuencia previsible de la falta de eficiencia de la que ya califiqué en otra entrada de mi blog como una represión indecente que fue anulada por el ejercicio cabal de los jueces en su ejercicio legítimo que ahora quieren tomar para sí el poder legislativo. A mis manos ha llegado el anteproyecto de seguridad ciudadana y yo lo comparto con quien quiera echarle una miradita (sería más interesante y útil que leer el refamoso “Callate y se sumisa” que lo lea quien se prepara para hacer carrera en la política) que prepara nuestro gobierno que entre tanta salida de grandes delincuentes parece aún más disparatado, no me siento nada tranquilo dejando mi salvaguarda en manos del Estado, no a la vista de las pifias que cometen ni en los puntos que llaman su atención para nada relacionados con la seguridad que a mí personalmente me gustaría disfrutar. “La perturbación muy grave de la seguridad ciudadana no constitutiva de delito en actos públicos espectáculos deportivos o culturales, solemnidades y oficios religiosos u otras reuniones numerosas”, la primera en la frente es infracción muy grave. Esto de la perturbación me perturba  sobremanera haciéndome rechinar los dientes incluso, no me esperen en espectáculos de esta índole para empezar a recortar por algún lado y es que cualquier iluminado puede considerar perturbación los pitidos al himno por ejemplo y por ahí deben ir los tiros seguro, aunque pudiera demostrar que no soy capaz de emitir pitidos mínimamente sonoros con la mala suerte que tengo seguro que si me piden prueba suena la flauta por casualidad y ahí es cuando me engrilletan de por vida. Una innovación legislativa muy adecuada y oportuna no me cabe la menor duda. No gracias, se agradece el interés pero esa no es mi seguridad.

Inseguridad, frustración, desánimo y finalmente alejamiento de foros participativos son los efectos colaterales de la última patada que ya varias partes del cuerpo democrático han recibido: en el coco (la educación), en las manos (el trabajo), en ambas piernas (la justicia y la sanidad), en los ojos (la transparencia esa que no llega nunca salvo para cerrar medios públicos) y por último en la boca (el derecho de manifestación). Ya son varios los episodios de leyes que se aprueban sin consenso alguno y a la búsqueda de hacer permanente un estado de excepción que se planteó ante una situación excepcional que todavía no está muy claro quién provocó pero que parece bien hilvanada para tejer un tipo de democracia diferente a lo que conocemos y no lo digo yo solo que la prensa extranjera se va haciendo eco de lo que ya dije.

http://lejosdeltiempo.wordpress.com/2013/11/30/the-guardian-espana-se-suma-a-los-estados-que-caminan-hacia-una-democracia-autoritaria/

Que pudiera entrar un gobierno de signo diferente y tumbara estas leyes no me produce especial alivio. A la vista de la carta que nuestros dirigentes europeos enviaron a Zapatero su talante no es diferente al de los nuestros actuales así que aunque nos saliera un zapatero eficiente al que elegir tampoco tendría mucho márgen de maniobra a la vista de las directrices que nos imponen desde arriba.

Me encuentro en plena travesía de una crisis existencial que me ha hecho dudar sobre la forma de uso de este blog y ha frenado un poco mi creatividad que está muy relacionada con esta última ley patadónica aunque no en forma directa. Se trata de algo más personal y ajeno a la política y más relacionado con la efectividad de las propias acciones  y de aprovechar el tiempo que tenemos para vivir que es fugaz ¿Puede servir de algo el plantear tus propias opiniones que poca repercusión tienen cuando todo apunta hacia que las contrarias predominan? Al final lo único que hace es señalarte como rebelde y te deja en evidencia frente al poder que defiende y afianza posturas oficiales contrarias a todas las que defiendo en mis argumentos. Mis ideas no cambiarían por dejarse de manifestar en público y si alguna vez dejara de manifestarlas no significaría que las cambiara por otras salvo que también se hicieran públicas.  No hay marcha atrás pues a falta de poder mentir quedaría lo dicho, no hay escape. Si no puedes vencerlos, únete a ellos, si no tienes estómago para hacerlo, dedícate al macramé y a disfrutar de tareas manuales, cuídate y siéntete lo más seguro posible, nadie es imprescindible me he dicho para resolver mi propio dilema. De momento mientras me dejen vuelvo a la crítica porque la seguridad que añoramos no existe. El mundo es caos y nada es permanente, tampoco los que atentan contra nuestra seguridad asegurando su ideal que personalmente considero odioso, la única seguridad a la que podemos aspirar nace de la lucha por aportar algo de orden dentro del caos que inmediatamente nos rodea y te puede proporcionar unos minutos de serenidad mientras planteas unos pensamientos que puede que no vayan a tener una aplicación práctica ni llegar a ser trending nada pero que aunque no convenzan ni venzan a nadie, en mí han vencido. Si no nos dejan manifestarnos lo haremos en privado y así no se molestará el poder establecido hasta que las manifestaciones a su favor también se echen a faltar  y se apliquen a la caza de brujas para recuperar el trending para ellos. Para cuando se consume la deriva totalitaria que nos anuncian yo no estaré cerca seguro, este blog ya no existirá y seré un maestro del macramé consumado no me cabe la menor duda, de escribir ni la o con un canuto. En el arte de la resiliencia tiene gran influencia la adaptabilidad al medio y esta en la capacidad de olvidar y ya no me acuerdo de por qué empecé a escribir este artículo. Hasta otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s