¡Mucha Mierda! (de la buena ojo, yo también le deseo suerte a nuestra industria cultural)


Supongo que ya todos conocen la escatológica manera de animar a los actores en el estreno de su obra y yo la lanzo también a nuestra industria cultural de hoy aunque no pueda resistirme a ser crítico con ella y ya verán más abajo por qué. En primer lugar me veo obligado a justificar el título por si algún despistado tiene la respetable intención de llamarme güarrete, la vida es así y no le he inventado yo como tampoco esta expresión.

Que levante la mano el que compra siempre solo y exclusivamente lo que necesita sin hacer caso al vendedor que pregona su mercancía machacona e hipnóticamente. El que lo hizo mintió o no se fija mucho en sus hábitos de consumo o no va nunca a un mercado tradicional. Pues eso que ninguno debía haberlo hecho. El factor humano cuenta también a la hora de atraernos al consumo de este o aquel producto supliendo en ocasiones la deficiencia en la presentación de lo pregonado. Donde falta aparece el desapego hacia el producto inexorablemente no falla y el desapego a comprar cualquier otro que nos llame la atención y se nos pegue al ojo. No digo yo que sea malo, todo lo contrario, lo que ocurre es que su lugar en esta industria siempre es despreciado para sustituirlo por el impersonal y despegado poder del dinero, no se puede del todo.

Es un hecho que los datos de consumo cultural se descalabran como aquí nos explica la SGAE esa que todo lo ve,

¿No les parece un tanto forzado hablar de industria para un producto  subjetivo que nos expenden para disfrute personal e intransferible por aquellos que la disfrutan para sí? ¿De qué sirve disfrutar de algo culturalmente elevado si no puedes presumir de haberlo visto transmitiendo nuestro gusto por ello?. A la vista de la tendencia actual se impone la artesanía en el tema cultural y cada cual que agarre un micrófono y se cante su repertorio y se aplauda pues al paso que vamos nos van a dejar sin canción del verano ni para cualquier otra época del año. Si la escuchas en un simpa estás perdido y te perseguirán hasta que te arranques las orejas de pura desesperación ojo que no creo que se conformen con una solo.

De la misma manera que Mercadona equivocó su estrategia de venta al tratar los productos frescos como los secos (me lo dijo un pajarito) igual le ocurre a estos industrializadores de lo imposible que buscan extorsionar a su público peor pagador, ellos lo llaman piratoide. Sin preocuparse por crear complicidad con el público atrayendo otro que pague más y mientras tanto nos rellenan las estanterías de producto seco y sin apego para nadie. ¡Mierda para todos! parecen gritar los paladines antipiratoicos cuando culpan a su público ingrato por hacer uso de unas herramientas que están fuera de la legalidad por el desprecio que ellos mismos le dedican desde siempre, hasta que le vieron las orejas al lobo este que gustan de llamar crisis que esta vez está aquí para quedarse, el P2P también se quedó y desaprovecharon la oportunidad de crear una versión legal por intereses creados por una industria que agoniza y no va a sobrevivir por mucho tiempo por mucho brote verde que se inventen. Yo como buen consumidor intelectual poco exigente con el origen de su consumición tras leer el link no me siento mucho más civilizado que una vaca pastando en un prado verde pero menos educación veo en este amable club de creadores que se presentan como únicos propietarios del monopolio creativo. Llegaron tarde, otro se les adelantó, dicen algunos. Otros dicen que es mentira y en cualquier caso ni él mismo se lo podría arrogar, cualquiera puede crear, esto que leen aunque burda y poco elaborada es creación también y no la cambio por ningún texto premiado. Es mííío, es mi tesoooro, pero quiero compartirlo con los demás para que sea de tooodos, cuantos más mejor. Se puede vivir gastando menos, se puede vivir sin ciencia, con poca educación y sin vergüenza pero NO SE PUEDE VIVIR SIN CULTURA, no se puede consumir, la cultura es algo más que pasar dos horas en un cuarto oscuro tragándote las imágenes que te echen. Se hace cultura al compartirla, no es un objeto de consumo al uso y el que se lo crea se va a comer la suya podrida porque nadie la va a querer, el consumidor que tanto desea atienda sus reproches se fabricará la suya no me cabe la menor duda. Hay que apegarse a algo y no tiene por qué ser necesariamente lo que dicte la moda o los del pret a porter y no se puede apegar uno a lo que no se le pone accesible, en esto tendrá la zorra razón y las uvas que vemos a lo lejos estarán verdes, cambio de menú.

Introduzca una moneda para acabar de recibir su ración cultural, es deprimente. A mí al menos me lo parece así que desempolvaré los casetes grabados de la radio y me vuelvo a la artesanía que no tiene relumbrón pero que en su uso espero no me vayan a acusar de pirataje aunque visto lo visto ya no se muy bien qué pensar.

En el tema de buscar el final al nudo en que nos vemos hay que echar una miradita a los conspiranoicos que también entre los creadores hay. En la competencia para predecir cómo acabará todo esto  no gana  ni huxley ni orwel en mi modesta opinión, no se si nos van a matar de placer o a tijeretazos pero de lo que no dudo es de que al final la humanidad entera va ser damnificada por el egoísmo de unos pocos que busca que te busca al final se quedarán con la cultura oficial que todos debamos adorar como una nueva religión. Afortunados los elegidos que se echen al campo y no miren atrás porque se convertirán en estatuas de sal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s