Yo no soy tonto, ni creo al listo que se lo hace


En esta ocasión voy a ser un poco crítico con mi estimada Catalunya, le quito la ñ para hacerle un poco la pelota antes de lanzarme a saco por la crítica, todo se andará, me permito esta licencia lingüistica para demostrar que el lenguaje no es inmutable, la mente de las personas es otra cosa, en la mía se escribirá con la n del sombrerito se pongan como se pongan y digan lo que digan solo pido que no me corrijan y tendremos la fiesta en paz se llame como se llame la misma. Día da, de, di, do, du o con h intercalada es irrelevante. Mi día y el de todos es nuestro cumpleaños, cuando aterrizamos en este planeta inhóspito e imprevisible pero generalmente apasionante y no es el 12 ni el otro ambos pasados.

Españoles, maltratamos a Cataluña, qué malos somos, ¿alguien se lo cree?

Una cosa es ser intolerante al cambio en el cual todos pecamos y otra ser permeable a todo lo que nos presenten con una mínima lógica y es que la lógica es un juego peligroso y manipulable, mucho más que la intuición y la memoria. La memoria histórica para nuestros políticos es corta al punto de que no se acuerdan lo que desayunaron hoy y la mañana apenas avanza por tanto no la manejan con mucha soltura, igual más o menos que su cuenta en Linkedin, tiene su lógica esto último pues no necesitan buscar trabajo desesperadamente, la puerta gira- gira pero nunca toria les espera pacientemente.

El camino recorrido democráticamente hablando ha sido en nuestro país corto y a pesar de su cortedad las circunstancias nos han dado opciones para que este hubiera sido mucho mejor aprovechado de lo que ha sido. Hemos tenido ocasión de crear un marco mínimamente solidario en el que nadie tuviera que andar formando colas protestatarias reclamando ideas diferentes escudándose en su mejor o peor trato respecto al común de comunidades que duda cabe siempre será peor a aquél que nosotros mismos pensamos que nos merecemos, no vale la pena discutir esto pues no se va a convencer al ofendido. En su lugar nos hemos dedicado a marear la perdiz dejando el tema común en un estado larval que nunca metarmorfosea del todo y qué bonito le han salido dos minúsculas alitas (la cara de insecto repugnante no se la quita nadie desgraciadamente).

Sentido común. Dos palabras de éxito pero que son aparcadas cuando llegamos al tema que nos diferencia que alguno debe haber y casualmente tiene preferencia siempre. Esto entronca con mi anterior entrada que trataba del egoísmo que es aunque no sea la más pronunciada la más practicada de todas y es la que da sentido a todo este movimiento del Non Vull Pagar a España que no tiene nada que ver con este movimiento en que los ciudadanos se revelan por tener que hacerlo por disfrutar de unas infraestructuras que solas no se han hecho y públicas no son por que los políticos de turno han estado ocupados en otras cuestiones más relevantes para ellos.

Yo no siento asco de ser español, ni andaluz, ni asalariado poco emprendedor ni ando haciendo cuentas por si pago más o menos que mi vecino el gallego, ni siguiera me eché a la calle a reclamar la presunta deuda histórica que nos pagaron y para el caso lo mismo hubiera tenido. Cada uno paga lo que mandan las leyes que han votado los que se han apropiado del poder de nuestro voto y recibe… NADA, palos, impuestos y una pensión de mierda que no paran de calcular para ver el porcentaje que te puedan escatimar. Cualquiera puede sentirse agraviado por esta situación lamentablemente general pero no como nación, las naciones no se agravian por el ataque al bolsillo de sus ciudadanos, si fuera así otro gallo nos cantaría a todos, no solo a los catalanes.

Cataluña no quiere construir un muro para aislarse de Europa, pero si no es solidaria con el pedacito de Europa que le ha tocado alrededor tendrá que levantarlo para defenderse de gañanes como el que escribe que cuando vea mermar sus ingresos se lanzará como otro africano más a saltarlo para mendigar su trabajo precario. Esto es broma aunque quizás menos disparatado que el sainete que estamos montando en nuestro Estado de Bienestar Multiautonómico. Debemos ser solidarios entre nosotros y con el resto del mundo y dejarnos de reclamar deudas que las nuestras nos persiguen y no nos van a dejar por mucho que nos quejemos por las de otros.

Estamos todos en el mismo barco y si se hunde lo hacemos juntos aquí y ahora, a remar. El que prefiera tirarse por la borda no voy a aplaudirlo pero tampoco a llorar por su destino que no va a ser mejor que el nuestro si nos dejamos llevar por el derrotismo y el egoísmo, mejor trabajar por evitar esto último creo y sumar remeros dentro de lo posible. Esto es lo que se me vino tras leer el artículo que les señalo en el que nos alertan de otro peligro evidente que es la deriva tiránica  que se esconde tras el soberanismo robado por una élite que se lo arrogue “provisionalmente” aunque sin plazo fijado. Los catalanes tampoco son tontos y supongo que saben a lo que se exponen, en cualquier caso estén alertas. Yo seguiré vigilando a los que me agravian que de momento nos son comunes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s