Persiguiendo un sueño para olvidarse de la pesadilla, el montaje del blogueador.


Esta entrada la publiqué allá por la semana pasada y rápidamente dejó de tener sentido porque todos conocemos el final de la candidatura que estaba en puja, el Coi decidió llevarse sus preciosos juegos al imperio del sol naciente. No me alegro del desenlace a pesar de haberlo pedido con vehemencia. Me apena que en un país donde como alguno opina hay gente simpática, trabajadora y hasta eficiente se promocione la división y la incompetencia pero es lo que hay y con ella debemos convivir, seguiremos haciéndolo. Era una opinión que no creo que haya influido para nada en el resultado de la votación a no ser claro que los visitantes recibidos coincidieran con los que votaron en contra en la votación, esta teoría es poco factible pues no recibí más de 3 y una fue mía, a mí no me echen la culpa que algo más habría.
Aparte de Juegos de Deportitocracia hablaba de Sueños y el tema es importante y su interés va más allá de cualquier plazo de tiempo y por supuesto más allá de 4 años que pasan en seguida por eso rescato dicha entrada para compartirla con espíritu de que permanezca más allá de un hecho anecdótico aunque se haya repetido 3 veces en la historia reciente y que quién sabe si se repita una cuarta. Yo propongo que para la siguiente cambiemos de ciudad y la peineta pues qué le vamos a hacer, fue caro pero queda bonito, no repitamos errores del pasado, cuando no tengan una alternativa mínimamente comparable tomará la hispánica es así, no somos güays y al paso que vamos no lo vamos a ser en la vida. Tokio ya es güay, que corra. Nosotros no debemos hacerlo, no para bailarle el agua a cualquier iluminado que nos involucre en su historia adorándolo sin espíritu crítico alguno y con esto llego al tema del otro juego el del Megacasino que varios intentan aflorar por toda la geografía hispánica, a ese precio no quiero ser güay a estos también les digo no aprovechando la ocasión y ahí queda.
SUEÑO, esto lo he visto yo antes y fue hace poco ¡Ahora caigo! El mismo día en que escribí la entrada crítica revisioné en la tele la película Forrest Gump. Así en una primera vista a ojo crítico no parecía más que una parodia de los tópicos norteamericanos sobre el universitario cachas medio tonto y la animadora algo más inteligente que se asfixia en su pueblo y hace lo que puede por escapar de él. Te puede tirar por tierra el sueño americano en algún momento pero puede darle alas al tuyo propio si te lo curras. Una vista un poco más profunda e intimista de la mísma película me muestra tres personajes cada uno con su particular forma de enfrentar sus propios sueños. La chica que lo prueba todo y no hay manera que quedarse con alguno. El histriónico teniente enfadado con el mundo porque no le permitía hacer realidad los suyos hasta que se calmó lo suficiente para ponerse a trabajar por conseguirlos aunque matizándolos un poco. Y por último el protagonista que no entiende mucho de nada pero lo justo indispensable para conocer el suyo y esperar pacientemente a que se cumpla, no tan pacientemente que mientras tanto cumple todos los que los demás tienen sin despeinarse y es que tampoco son gran cosa, fama y dinero, fácil, ¿en USA? no del todo tuvo que embarcarse en varias aventuras estúpidas fuera de su país pero tuvo final feliz en todas.
Volvamos al sueño de Madrid y esto es lo que decía algo antes de despertar de él:
“Todo el mundo debe tener el suyo y hay algunos que son coincidentes en muchas personas. Todos en alguna ocasión de nuestra vida lo hacemos con conseguir una medalla de algo y el reconocimiento público que el mérito deportivo conlleva pero me temo que lo de ser un  buen gestor capaz de aportar suma de conciencias, horas de trabajo efectivo, inventiva fuera de la media y sincera dedicación oscura sin voces y sobre todo sin pérdidas que sería lo más peliagudo escasean lamentablemente y no creo que se tiren al ámbito deportivo, si es que los hubiera por ahí escondidos están.

Deberían aprender de los hechos acaecidos en la última confederaciones brasileira. Yo les refresco la memoria: La gente acabó harta de penar por los inconvenientes que la organización de este y los anteriores que muchos han sido más los que se piden para el futuro por no ver en su propia vida la mejora que se vendía sobre ellos de país ultramegaemergente y por fin ante el enésimo reclamo de sacrificio de sus dirigentes se levantó y ahí ya no se pudo bajar sin poner los puntos sobre las íes y en esas siguen que aún no se sabe en qué acabará la cosa.

Yo personalmente estoy en contra de que España organice ni un torneo de dominó o de chinos, con el Mus y la Petanca trago porque es patrimonio nacional y con el Futbol también porque si no lo hiciera sería un bicho raro y no es cosa de llegar a las manos. Y el caso es que creí que lo era por no apoyar la candidatura 20×20 esa.

Navegando llegué a una isla de bichos raros como yo, en esta ganamos por goleada

http://www.eldiario.es/sociedad/favor-Madrid-organice-Juegos-Olimpicos_3_171162883.html ¡Ouch se ha estropeado el link! pero les cuento que la última vez que ví los resultados de esta encuesta era el 93% el número de personas las que NO estaban a favor de que Madrid organizara dicho evento.

A lo mejor equivoqué la fuente y debí haberme dirigido a la que en otro tono seguro hiciera El ABCedario del PP impreso. Dejémoslo, así está bien.

Cualquier ciudad puede soñar con organizar unas olimpiadas o un evento mundial de similar calado el problema que yo veo está en que en todo este interés por hacerlo a cualquier precio no hay más que una huída hacia delante intentando evadirse de una realidad de recortes y sacrificios en todo menos en esto que es una inversión de futuro, tan futura que tiene que acabar para poder valorarla y todavía no nos la han aceptado. Como español y aunque no sea madrileño quiero dar mi opinión porque algo de mis impuestos irá a pagar los saraos que se organicen para y por este evento soñado y es la siguiente: No quiero que la acepten, que me quede como estoy.

Me gusta Madrid, es grande aunque no tenga playa y espero que si alguna vez vuelvo por allí me dejen bajar del ave. Me duele como la están dejando a su suerte abandonada y sin sueños buscandose los suyos propios y los de su cuerda asfixiando los de tantos otros. Así no quiero juegos me da igual el dinero que ya han invertido sin preguntarme, que no gasten más y bajen en su lugar el precio del viaje en metro si puede ser o mejor que pongan médico en sus pueblos que también los tienen.

Antes que ponerse a organizar juegos hay que arreglar muchas otras cosas por el bien de todos, el medallero puede esperar, creo.”

¿Estamos despiertos? Pues a currar que hay mucho por hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s