Entonces de ser juez ni hablamos


No me gusta opinar sobre la opinión de otros y sin embargo con esta entrada van dos de dos dedicadas a opinar sobre el resultado de la encuesta que hace el organismo público español dedicado a sondear la opinión pública en nuestro país, nada más variable y difícil de seguir y mucho menos intentar influir en ella pero en esta ocasión no he podido resistirme a hablar sobre ella porque el resultado me parece inesperado o quizas no lo haya sido y en lugar de un hecho puntual sea histórico pues viene de lejos y nos presenta una caída valorativa más acusada en los tiempos recientes  de estas que a mi juicio son las que pueden hacer nuestra sociedad justa y democrática cosa que no es ni se quiere promocionar desde los círculos del poder según parece. Las necesitamos y quiero que sean mejores. No quiero MAS POR MENOS. Si no se hubiera fumado la clase de primaria donde se lo explicaron a nuestro ministro este sabría que MÁS X MENOS = MENOS y siempre lo va a ser. Hay otra ley aritmética que sí puede ser algo más engañosa que sería esa de MENOS X MENOS = MÁS pero este MÁS tan llamativo no tiene por qué ser positivo para nuestros intereses pues se refiere a lo contrario de lo buscado con la operación matemática inicial y se obtiene por querer pedir peras al olmo so listillo.

Prefiero opinar sobre hechos que aunque generalmente sean menos llamativos te dan una sensación de seguridad porque pueden ser ciertos o no pero si no lo fueran siempre puedes echar la culpa a la fuente o al cha cha chá y a otra cosa que hay más peces en el mar, menos que noticias de interés. Las opiniones son algo volátil por naturaleza  y duran lo que se tarde en aportarla. Un diálogo sesudo o fundamentado puede dejar las tuyas mantenidas con pinzas a esperar que la realidad venga y las eche por tierra definitivamente y ojalá que en el tema que he elegido ahora ocurra y la mayoría cambie la suya. Espero que alguien se anime a elaborar dicho diálogo aquí no lo esperen yo soy el quejica de seso lo justito para sobrevivir sin intentar volárselo al ver el panorama que se nos presenta.

En la anterior les hablé de los periodistas que como recordarán pues no hace tanto escribí sobre ello fue la segunda peor valorada y ahora les traigo la estrella, la reina de la casquería laboral, nada más y nada menos que (redoble de tamborrrrrr) no podía ser menos que la Judicatura. Ni poner a Belén Rueda en el papel de una Jueza maciza, viuda, amiga de su hija adolescente y que detiene lobos mientras hace la colada y cuida a su viejo loco les ha dado algo de popularidad es para pensárselo sin duda. Qué podemos hacer por dignificar un poco esta institución que no hace mucho como la periodística era ensalzada por sus valores democráticos y de orden. Voy a intentarlo llamando la atención sobre su trabajo que por público no es más conocido y les envío a un sitio donde nos explican el precio de hacer justicia y no tiene nada que ver con las tasas con que la han cargado.

Para que cambie la tónica los colectivos mencionados deben tomar nota haciéndo autocrítica y aplicarse a cambiar el mensaje que dan a los ciudadanos, la próxima no está escrita pero sainetes como la imputación “si bueno pero vale ya no” de nuestra infanta (perdonen por mi falta de protocolo pero es del reino de España asi que la comparto en multipropiedad). La duda en sí no es mala pero la presunción de inocencia no se inventó ayer, es un hecho jurídico muy trabajado por nuestros magistrados y hay suficiente jurisprudencia como para no tener que echar atrás una imputación porque a una parte le venga mejor que lo contrario y la impu no es una crucifixión pública aunque a alguien pudiera parecerle así. Una Grande de España puede estar imputada porque ocurrieron hechos en su entorno que han sido muy graves y debe aportar lo que conoce sobre ellos para depurar las responsabilidades que sean necesarias y debe estar allí en calidad de lo que sea pero debe estar y debe pronunciarse alto y claro, mantenerla alejada del asunto es dar la razón al que opina que esta institución es la que debería estar en el lugar de la de los jueces, quien sabe si lo vea, el futuro lo dirá. ¡Ah que no es una profesión! pues peor me lo ponen que hagan entonces oposiciones para eso y luego que le den privilegios no antes y mientras tanto que se lo curren y se defiendan solitos.

No lo van a tener fácil pues para mí los jueces a pesar de tener una situación preeminente en nuestra sociedad son presa codiciada por políticos y demás gente de mal vivir personalmente o como colectivo como también lo fueron en su día los periodistas auque esos hace ya tiempo que cayeron en su red desgraciadamente.

Anuncios

3 comentarios el “Entonces de ser juez ni hablamos

  1. Estimado Manuel, al ritmo que vamos lo tenemos crudo. Ya no se trata de hablar o discutir sobre cuestiones de gusto u opinión. El problema que tenemos es, que tendremos que aprender a descubrir la intención oculta tras el babel de las palabras y significados, que incluso se cambian por quienes pueden hacerso si así les interesa. Recuerda una frase de Kafka, en sus
    conversaciones con Janouch: “Hay esperanza pero no para nosotros”, aquí: “Lo que aún es nuestro” http://elpais.com/elpais/2013/04/11/opinion/1365690323_695273.html
    Pero hay más, en otro artículo, “Kant en el callejón del gato”, http://elpais.com/elpais/2013/03/14/opinion/1363291499_663054.html se asegura que “así funcionan las cosas”. Las referencias son tantas y ciertas que podemos pasarnos la vida tratando de averiguar la intención oculta, como indicaba al inicio de mi comentario.

    Un abrazo.
    Juan Bernardo montejb

  2. Muchas gracias por tu comentario que me abre una opción sobre el tema que voy a estudiar sin duda. El interés inicial de la misma era un tanto superficial y sin connotación filosófica pero las tiene e intentaré revisarlas. La verdad es que no me fío ni de las opiniones ni de las encuestas por lo que ya expliqué en el artículo pero aún así en su imperfección nos pueden dar pistas de por dónde nos viene la manipulación a la que todos estamos sometidos y creo recordar que tenías una entrada muy interesante sobre este tema. Pero al final si tuviera que sacar una moraleja de mi propia entrada es que te pueden gustar más o menos esas profesiones o lo que sus profesionales hagan en el desempeño de su actuación pero a ellos tenemos que volver y ellos tienen que tratar con el público mejor de lo que lo hacen y público también lo son que también opinan.

    • Es un placer compartir de modo que sea de utilidad en ofrecer “pistas” que aproximado nos ofrezcan acercarnos a la verdad cambiante del significado de las cosas. En cualquier caso lo interesante es, estar abiertos al cambio y adaptación permanente. Me produce bochorno y sonrojo cuando escucho a muchas personas decir, “yo no he cambiado en mi vida por nada….” Esto es como conducir por una carretera desconocida y cambiante que se adapta al paisaje en el tiempo. Así, estar atentos con los reflejos bien entrenados y dispuestos nos puede permitir realizar un viaje al menos decente de inicio a fin. Efectivamente, cualquier opinión, encuesta o cuanto queramos similar, solo es una mínima parte de una realidad cambiante mucho más amplia. Como axioma propio suelo decir: “Siempre hay en las palabras y en los textos mucho más significado que el que se quiera transmitir…..Otro sería, lo que los demás puedan y quieran entender e interpretar, dejando al margen la química del incomprensible e innato estado de ánimo y egoísmo de cada cual, que intenta desvirtuar, adaptar y apropiar para su conveniencia la aparente realidad del discurso o de los hechos.” No sé a cual entrada te refieres, son varias las que tratan del tema. Curiosamente recuerdo, una de ellas, me parece que nos distanció, quizás por un exceso de confianza por mi parte, aunque mi única intención era la de propiciar acercarnos. Lamento el incidente. Como indicaba en mi anterior comentario, ““así funcionan las cosas”… Estaré atento a tu anunciada entrada que comentas.

      Un cordial saludo.
      Juan Bernardo montejb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s