Libre para elegir tu propia exclavitud, no hay otra.


La libertad es la mentira más grande que jamás se haya contado y parece mentira que aún nos la traguemos a la vista de la situación actual que vivimos de congoja por unos invisibles mercados que tienen poder para hundirnos o encumbrarnos sin justificación aparente. Hemos visto ambos extremos en la historia reciente y entretanto las clases bajas no hemos cambiado mucho nuestro quehacer ni hemos tenido mucha opción para cambiarlos y las estructuras de poder no es que tengan mucha innovación precisamente. En este subibaja absurdo tiene que haber algo más que unos mercaderes por mucho dinero que manejen, nuestros gobernantes con su información privilegiada también tienen algo que decir en todo este lío y no me creo que asistan impotentes a los embates de la crisis, sin asegurar al menos sus propios bolsillos presentes o futuros, soy un malpensado.

Gadgets, gadgets, es lo que la sociedad tecnológica actual nos ofrece pero mejora integral la justa y susceptible de regresión claro está que nadie se vea libre del todo. En nuestra vida diaria manejamos pantallas de todos los tamaños y colores cada cual elige la suya así como su muro pero ello lejos de darnos libertad, amplía el círculo de personas que esperan algo de tí, un poco de tu intimidad puede valer, más a repartir nada más. El aumentar nuestra lista de contactos hasta el infinito y más allá no nos va a hacer más felices ni menos tampoco si gestionamos el cambio racionalmente.

Me salía del tema y para volver aunque parezca anecdótico tengo que hablar de exclavitud. Una manera simplista de valorar la realidad actual en torno al albedrío individual puede ser la de argumentar que tenemos libertad porque la exclavitud está abolida. Veamos las estadísticas a ver qué valor pueda tener este argumento pero no solo las oficiales que las apócrifas tienen algo que aportar a una comprensión mínima del tema que nos ocupa.

Si a los delincuentes que intentan aprovecharse de otros entre los cuales no solo incluiría a los traficantes de seres humanos sumamos las personas que viven en países bajo regímenes totalitarios (también se puede con los integristas pues no creo que allí exista libertad para no serlo) y a los que desprecian los derechos humanos de sus ciudadanos y del que pase por allí la cuenta se abulta hasta un límite insoportable. Las primaveras árabes que el año anterior se vieron son otra prueba más de que la lucha por ideales no tiene por qué acabar en libertad desde un punto humanístico, democrático u occidental. Somos seres gregarios y no muy bien diseñados para la libertad. Podemos zafarnos temporalmente de una exclavitud que nos resulte odiosa pero no tardaremos mucho en caer en otra que nos resulte un poco más soportable a los hechos que por todos lados se ven me remito. Esto que puede parecer un defecto nos ha servido para poder seguir viviendo en sociedad en tiempos tumultuosos y negativos sin autodestruirnos, de momento, el límite de agüante del ser humano es un enigma ojalá que dure.

El tema es apasionante y necesitaría varios blogs para poder hacerle justicia. En el link que adjunto nos ofrecen una serie de consideraciones muy valiosas a mi juicio sobre el capital, el trabajo, el poder y el estado que plantea una teoría que supera la clásica lucha de clases de Marx dando fluidez al tema de la dominación sin componente sexual. Para el componente masoquista, otra forma de exclavitud aunque aparentemente consentida, las páginas que hay por la red son innumerables, para hablar de libertad no son tantas, es curioso por eso he querido aportar algo al tema y es que aunque no crea en ella siempre la voy a buscar dentro de mis modestas posibilidades contentándome con las migajas que encuentre. Espero que les haya resultado de interés. No es sencillo pero hay que ver un poco más allá de lo evidente para llegar a lo interesante.

Probablemente la lucha de clases no sea más que otra gran mentira de la que nos tengamos que deshacer para ponernos a progresar realmente entre todos y para un bien común. Quizá el bien común se componga de una suma de los bienes individuales bien armonizados, en cualquier caso animo al que lea estas líneas que aporte ideas sobre como armonizarlos y mejorarlos, para recortar está claro que somos hábiles y no hacen falta más ideas, ¿dónde parar? ahí es donde está el quiz de la questión y tarde o temprano tendremos que hacerlo pues ni cuerpo ni estado habrá que los agüante eternamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s