Viviendo la vida líquida


Hoy debo confesar a mis lector/es que le/s soy infiel pues he empezado a escribir en otro blog también creado por mí. Un blog algo menos personal, más formal y más público ya sin el traje de superhéroe bloguero, mi anonimato se perdió con la inocencia forera que en el pasado todo hubo. Si se cumple el plan es para tratar temas un tanto filosóficos que ahora aparte de alterado me encuentro filosófico no con intención de arreglar la vida a nadie ni encontrar partículas divinas eso que lo hagan los científicos que al parecer se dan más maña. Esto de la filosofía es algo que siempre me pilló a contrapie por querer buscarle siempre a todo una utilidad práctica. Vivir la vida sin pudores autoinflingidos, falsas creencias o poco gratificantes ni esperanzas irracionales no estaría mal tampoco y creo que para eso nos puede ayudar un poco, nadie puede vivir por otro y la práctica luego la tiene que gestionar cada quién. La espiritualidad iniciática de los santos me parece un poco excesiva para una vida normal, tranquila, sin vapores infladores ni icebergs que  traicioneros puedan hundir titanics, el término medio es mi preferido y es el más acomodable y potente como bien dijo mi amigo Bruce, es el líquido y yo lo suscribo aquí y en mi otro blog intentaré buscarlo aunque cada vez lo ponen más difícil y el flotar se va a acabar como no nos repartamos bien los salvavidas dosifiquemos bien su uso.

Si tienen tiempo pueden visitarlo. Ya que están aquí es lo más aconsejable si lo dejan para otro día se les olvidará. Hasta pronto nos vemos en la red y

Gracias por su atención en cualquier caso.   Imagen

Qué se van a encontrar allí pues muchas historias, historias vulgares que he encontrado que van y vuelven quedando algo en nuestra retina pues siempre han estado ahí aunque no les hicimos mucho caso y con un nexo común, lo líquido. Lo líquido como un estado de las cosas con el que convivimos sin apenas darnos cuenta y al cual debemos gran parte de lo que tenemos y somos para bien o para mal. Lo líquido puede ser exquisito, dañino, alegre o triste, amigable o traicionero pero nunca te dejará indiferente. A mí nunca me dejó indiferente y de mi blog alguna que otra historia la he exportado a mi nueva experiencia bloguera pues tal parece que fueron traídas pensando en esta ubicación futura. También he encontrado que lo líquido a pesar de su apariencia también es débil y puede necesitar nuestro apoyo y defensa. Me interesa saber sobre todo en esta vida cómo iba a despreciar una parte que todo lo llena pasando por nuestro mares, ríos, campos, cielos e incluso nuestros propios cuerpos. Les informaré sobre lo que descubra, mientras aprendo a nadar buceando en cualquier charco en el que quepa mi curiosidad.

Anuncios

Un comentario el “Viviendo la vida líquida

  1. Apreciado Manuel, allá donde quieras ir, intentaré seguirte tal gota de agua sigue el caudal. La vida toda ella es filosofía como el aguan elemento esencial sin el cual no existiríamos. Ya sabes, toda cita es un encuentro que siempre deja su semilla que solo requiere aprendamos a regar para que florezca aunque solo sea útil a la belleza y al perfume.

    Quisiera que esta nuevo hilo te lleve a encontrar lo que todos andamos buscando de equilibrio y paz interior, pues el mundo exterior ya sabemos que se las sabe arreglar solo de cualquier manera sin necesidad de nuestro aporte.

    Un abrazo.
    Juan Bernardo montejb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s