Hablemos de corrupción, hablemos de ellos.


En nuestro país hay mucha permisividad con el tema este a todos los niveles no solo en los partidos por corporativismo el ciudadano raso no se rasga las vestiduras fácilmente ante los nuevos casos que a diario salen. Un misterioso microchip que la mayoría llevamos insertado en nuestro cerebro nos hace ver al corrupto con un halo que puede llegar desde la tolerancia resignada pues el que esté va a hacer lo mismo hasta la abierta simpatía porque nosotros en su lugar sentimos que haríamos lo mismo. Hay quien dice por ahí que endurecer las exigencias a las personas que actúen en política es un reclamo a aficionados y nadie puede ser tan imprudente como para dejar algo tan valioso como nuestro futuro en manos de un puñado de ineptos. Pero y qué si no hacemos a cada nueva votación. Ni un miserable cursillo de donde poner las manos mientras hablan tienen que superar para aspirar a un cargo público. Nadie cree en nuestros políticos. Tampoco nadie se cree la refriega diaria del Tú Más que entre gobierno y oposición se arrojan pues ambos tienen por qué callar. No debemos ser sin embargo masoquistas ni arrogarnos la invención del chiringito, nada más lejos de la verdad. Nuestra flemática y de pulso firme Angela Merkel se encontró en su día un partido en el cual la corrupción campaba a sus anchas en un ambiente poco propicio al honrado desempeño de la cosa pública y su trabajito le costó reconducir la situación. 

Curiosamente mientras bajamos las expectativas sobre quien debería de reconducir la situación los elegidos para la gloria se encargan de endurecer las exigencias a toda nuestra sociedad reclamando sacrificios cada vez más  difíciles de tolerar sin aportar una sola idea con una meta fuera del cortoplacismo miope sirviente a los mercados y los deberes impuestos.

Por otro lado nuestro país tiene peculiaridades siempre en clave política llamativas y sorprendentes heredadas de una historia inmediata un tanto mediocre que nos han vendido como el sumum de la perfección pero que aligeran nuestro viaje a los infiernos de la desafección y el desgobierno. Para ver más claras nuestras peculiaridades recomiendo leer esto que nos explica la situación actual asícomo las paradojas que nos encontramos al estudiarla.

Quiero recordar una serie de propuestas que se recogen en un post anterior que para variar no son para nada rompedoras ni regeneradoras sólo racionales (listas abiertas,etc).
También recomiendo la lectura de esto que empieza con una solución sencilla, tan sencillo como limitar la política. Se puede no hay duda sólo hay que intentarlo perseverando claro.
En este tema yo personalmente no voy a ser genial ni resolutivo pues el problema siendo importantísimo no lo siento mío de ahí el título de mi artículo. Como bien se dice en este artículo que igual me repito linkeando “el problema no es el teatro sino los actores y su probidad”, tampoco pedimos nada del otro mundo a nosotros nos la exigen en nuestra vida diaria y respetamos dentro de un orden. DECIDIDAMENTE SI SE PUEDE. Una última pregunta tonta ¿Quieren? Me da igual su respuesta, yo sí que quiero pero EL PARO PRIMERO a ser posible.

Anuncios

6 comentarios el “Hablemos de corrupción, hablemos de ellos.

  1. Hoy salen los informativos con las imágenes de los políticos europeos reunidos horas y horas, sin dormir, para decidir como seguir jugando con nosotros. A diario mucha gente no duerme por los problemas que esta chusma ha creado o los que no solucionan. Siento decir esto, pero yo al ver las imágenes en lo que he pensado ha sido en V de Vendetta y en la imagen del parlamento inglés saltando por los aires.

  2. Con los políticos europeos no se puede hacer nada más que soportarlos sin embargo a los nuestros podemos invitarlos amablemente a que se vayan firmando aquí. 1100000 de firmas en apenas una semana y el número sube como los marcadores de los telemaratones.
    https://www.change.org/es/peticiones/un-mill%C3%B3n-de-firmas-por-la-dimisi%C3%B3n-de-la-c%C3%BApula-del-pp-1mill%C3%B3nppdimisi%C3%B3n?alert_id=tqyTgpcqPC_aOwSxbfJzB&utm_campaign=17628&utm_medium=email&utm_source=action_alert

    • Los dirigentes del PP con la vice al frente han negado validez alguna a las firmas recogidas por change org por carecer de legitimidad. Tampo van ha apoyar las firmas presentadas de la iniciativa popular contra los desahucios por estar obsolota dicen. El PSOE se lo pensara. Parecen decididos a provocar un estallido social. Veremos.

      • Con lo de “invitarlos amablemente” aparte de ser sarcástico aludía un poco a la falta de validez del gesto de firmar. Aunque en sí no sirva para darle la patada directamente es cuestión de matemáticas, el número no lo pueden maquillar y ayuda a hacerse visible una parte de la sociedad descontenta, la cifra de personas que han hecho el gesto si se proponen materializar su deseo no se detendrá en este gesto y en el futuro hará otros que serán un poco más eficaces y menos amables seguro, mejor les conviene hacer caso a este fuera como fuese están ahí por los que le han votado y en esa cifra conforme suba se irán sumando algunos de los que en su día lo hicieron a ellos diluyéndose su tan cacareada mayoría. Su forma de actuar no debe ser la misma después del triunfo de esta convocatoria, la de los descontentos tampoco.
        Esto es una encuesta sin trampa ni cartón quizá un poco descafeinada pues la hacen voluntaria y solidariamente millones de personas . Una firma no es una persona quizás sean varias pues el número de personas registradas está limitado. Firma una familia. Multiplicando este efecto por el número el resultado es mucho más estremecedor que el número en sí. Si lo desprecian desprecian a su propio electorado y no están para perder aun más popularidad, les queda demasiado poca.

  3. Siento el retraso en comentar, ando algo liado, aparte achaques propios de la edad. Por orden pendiente comento. La petición que sugieres ya la había firmado, aunque nuestros gobernantes no nos hagan caso ni escuchen el clamor de sus ciudadanos. Efectivamente coincido en tu apreciación de que como sigan así las cosas, los ciudadanos pasaremos a mayor, siendo más difícil encauzar las aspiraciones y el equilibrio del orden. La cuestión ya no es la validez o no del procedimiento de Change org u otros sites de firmas, ahora reciente se ha incorporado Avaaz org para que cada cual realice propuestas y recogidas de firmas. La cuestión es, en mi opinión, entre otros, que a los ciudadanos nos han sido usurpados muchos de nuestro derechos en poder decidir en cuestiones que son de nuestro exclusivo ámbito de decisión. Los gobernantes y legisladores gozan de excesiva discrecionalidad para imponer restricciones, ejerciendo casi poderes ilimitados, siendo que debieran de existir garantías suficientes y adecuadas de participación directa de control por parte de los ciudadanos para evitar los abusos. Mientras esta participación ciudadana directa en las instituciones del Estado no se materialice, seguiremos en crisis. Por ejemplo, las deudas se debieran auditar y debieran de ser legítimas en la esencia en cuanto al modelo productivo. Si se aplicara de verdad la esencia y espíritu de la justicia el actual modelo productivo no existiría.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s