Un caso de ciberacoso conmociona al mundo entero superando las fronteras de Canadá


El problema del acoso por el medio que sea no es nuevo. Las herramientas de las que disponen los ciberacosadores son sin duda mucho más efectivas y potentes que las de mi época adolescente pero yo también sufrí insultos y collejas que te humillaban más que cualquier insulto en aquella época. Si alguien se le presenta este problema aléjese de él cuanto antes. No tema nadie quedarse sin amigos si no se acepta a ceder a las presiones del acosador pues por lo que se ve el final en cualquier caso va a ser el mismo. Este creo es ya un problema mundial y hay que enfrentarlo a ese nivel también. He de reconocer que me costó llegar al final de la lectura y no he visto el vídeo, me imagino su contenido, algún día en que me encuentre menos conmocionado lo haré me hago eco de él de todas formas por si alguien quiere verlo y para yo verlo en el futuro. Intentaré no dejar de estar comprometido con el problema cuando pase mi conmoción aportando lo que esté en mi mano y lo que me presten en la red para luchar contra él. La única manera que veo ahora mismo es denunciar todo lo que pueda parecerse a ello, en fases iniciales es difícil de reconocer pero es cuando mejor se puede atajar.

Adjunto un artículo muy bueno sobre el tema y que recopila estudios sobre el tema que merece la pena leer en cualquier caso. http://2catt69.obolog.com/lxxvii-acoso-escolar-soluccion-definitiva-566385

Alguien podrá decir que hablo de un problema diferente al que produjo la desgracia de esta chica que fue en realidad un acto criminal de un adulto. Toda la razón sin embargo una integración de ella en el grupo y una respuesta adecuada de la sociedad a las publicaciones del criminal hubiera evitado el desenlace. El acto criminal lo considero como desencadenante del acoso escolar y en consecuencia la soledad que pudo llevarla a tomar su última decisión.

Un Desmemoriado

Amanda Todd explicó su historia en un vídeo en Youtube un mes antes de quitarse la vida

Yolanda Monge Washington 17 OCT 2012

Un mes antes de suicidarse la semana pasada en su casa en la Columbia Británica (Canadá), Amanda Todd colgó un vídeo en TouTube clamando por ayuda. “No tengo a nadie. Necesito a alguien. Me llamo Amanda Todd”. A través de pequeñas cartulinas, sin decir ni una sola palabra, la joven de 15 años fue relatando su historia. Una trágica historia que comenzó cuando a los 12 años, un extrañó con el que contactó en Internet le pidió que le mostrara los pechos.

Pasó un año de aquello y el desconocido comenzó a acosarla a través de Facebook. Con un mensaje le pidió que se desnudara frente a la cámara para él si no quería que sus fotos desnuda acabaran publicadas en la web. Su acosador cumplió su…

Ver la entrada original 705 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s